Érase…

P1010378_1162

“Érase un niño que se lanzaba a la aventura todos los días, y en el primer objeto que miraba y aceptaba con asombro, piedad, amor o temor, en ese objeto se convertía, y ese objeto se hacía parte de él durante el día o una parte del día…o durante muchos años o largos ciclos de años”

Hojas de Hierba

Walt Whitman

Nada

P1010423_1175e

“No soy nada.

Nunca seré nada.

No puedo querer ser nada.

Aparte de eso, tengo en mí todos los sueños del mundo”

Fernando Pessoa

“En una tierra…”

P1010369_1153

“En una tierra crasa y llena de caracoles
Yo mismo quiero cavar una fosa profunda,
Donde pueda holgadamente tender mis viejos huesos y dormir en el olvido como un tiburón en la onda”

Las Flores del Mal

Baudelaire

“Oda a la bicicleta”

P1010351_1088

“Oda a la bicicleta           
 Iba  por el camino  crepitante: 
 el sol se desgranaba  como maíz ardiendo 
 y era  la tierra  calurosa  un infinito círculo  
con cielo arriba  azul, deshabitado. 
Pasaron  junto a mí  las bicicletas, 
 los únicos  insectos  de aquel  minuto seco del verano,
  sigilosas,  veloces,  transparentes:  me parecieron 
 sólo movimientos del aire. 
Obreros y muchachas  a las fábricas
  iban  entregando  los ojos  al verano,  
las cabezas al cielo,  sentados  en los  élitros  
de las vertiginosas  bicicletas  que silbaban 
 cruzando  puentes, rosales, zarza  y mediodía 
Pensé en la tarde cuando los muchachos 
 se laven,  canten, coman, levanten  una copa  de vino  en honor  del amor  y de la vida, 
 y a la puerta  esperando  la bicicleta  inmóvil  
porque  sólo  de movimiento fue su alma  
y allí caída  no es  insecto transparente  que recorre  el verano, 
 sino  esqueleto  frío  que sólo  recupera  un cuerpo errante
  con la urgencia  y la luz,  es decir,  con  la  resurrección  de cada día”
“Oda a la bicicleta”
Pablo Neruda

Demonios

P1010364_1148

“Mas las almas desnudas y contritas,
cambiaron el color y rechinaban,
cuando escucharon las palabras crudas.

Blasfemaban de Dios y de sus padres,
del hombre, el sitio, el tiempo y la simiente
que los sembrara, y de su nacimiento.

Luego se recogieron todas juntas,
llorando fuerte en la orilla malvada
que aguarda a todos los que a Dios no temen.

Carón, demonio, con ojos de fuego,
llamándolos a todos recogía;
da con el remo si alguno se atrasa”

Divina Comedia

Dante Alighieri

Sueño

P1010359_1143

“Y como ahuyenta el sueño una luz viva,
pues la vista se acerca al resplandor
que atraviesa membrana tras membrana,

y al despertado aturde lo que mira,
pues tan torpe es la súbita vigilia
mientras la estimativa no le ayuda”

La Divina Comedia

Dante Alighieri

Musas

P1010321_1136

“Que el rumor hasta mí llega vagamente,

Es una de esas antiguas lamentaciones, Musas de los pobres auverneses,
Que antes en las horas ociosas
Tanto nos deleitaban con frecuencia.

Y, su esperanza destruida,
La pobre se marchó tristemente; Y yo pensé de inmediato
En el amigo a quien amo tanto,

Que me decía, paseándonos,
Que para él era un placer
Que semejante serenata
Llegara en un prolongado y monótono holgar”

Las Flores del Mal

Baudelaire