Demonio

demonios1

 

“El demonio a mi lado acecha en tentaciones;
como un aire impalpable lo siento en torno mío;
lo respiro, lo siento quemando mis pulmones
de un culpable deseo con que, en vano, porfío.”

– Charles Baudelaire –

Éxodo 2.13.17-22

DSCN2879

“Ciertamente Dios os visitará, y haréis llevar de aquí mis restos, con vosotros.”

Salieron de Sucot y acamparon en Etam, al borde del desierto.

Jehovah iba delante de ellos, de día en una columna de nube para guiarlos por el

camino, y de noche en una columna de fuego para alumbrarles, a fin de que pudieran

caminar tanto de día como de noche.

La columna de nube nunca se apartó de día de delante del pueblo, ni la columna de fuego de noche.