Entrar o…

P1000782_0532R

“Acabas de llegar al Purgatorio:
ve la pendiente que en redor le cierra;
y ve la entrada en donde se interrumpe.”

Divina Comedia

Dante Alighieri

Lamentos

EP1000123

¡Estas maldiciones, estas blasfemias, estos lamentos,

Estos éxtasis, estos gritos, estos llantos, estos Te Deum,

Son un eco repetido por mil laberintos;

Es para los corazones mortales un divino opio!

 

“Las Flores del Mal”

Charles Baudelaire

Alienación

_JJA5277

Para la psicología, se trata de un estado mental que se caracteriza «por una pérdida del sentimiento de la propia identidad», esto es, de la autoconciencia o autorreferencialidad, pues la identidad o ego sería la facultad de considerarse uno ajeno del mundo o de la realidad en sentido absoluto.3

Para el psicoanálisis la alienación no presupone necesariamente patología mental. Puede ocurrir tanto en sujetos aparentemente sanos como en personas afectadas por una patología mental. La mayoría de los individuos puede llegar a un estado de alienación mental bajo ciertas condiciones extremas. A diferencia de la psicosis en la cual el individuo sustituye la realidad por un delirio, en el estado de alienación el individuo sustituye la realidad vivida por el discurso de otro.7

Para la filosofía, el concepto nace en El contrato social de Rousseau y se desarrolla en particular en la obra de los filósofos alemanes Hegel y sus discípulos Feuerbach y Marx, en los que el término alienación se traduce por dos vocablos, Entfremdung (“extrañación“, “distanciamiento“) y Entäusserung o Entäußerung (“desapropiación“, “cosificación” o “reificación“)8

Para la sociología, según Alain Touraine se distinguen varias alienaciones, especialmente la alienación económica y la alienación tecnocrática, separables de la alienación burocrática y de la alienación política.1 Distintos autores hablan de una alienación subjetiva (estado mental) y de una alienación objetiva (trabajo).9

Fuente: https://es.wikipedia.org/wiki/Alienación