“En una tierra…”

P1010369_1153

“En una tierra crasa y llena de caracoles
Yo mismo quiero cavar una fosa profunda,
Donde pueda holgadamente tender mis viejos huesos y dormir en el olvido como un tiburón en la onda”

Las Flores del Mal

Baudelaire

Noche

P1010237_1036

“¡Cómo me agradarías, oh noche! ¡Sin estas estrellas Cuya luz habla un lenguaje conocido!
¡Porque yo busco el vacío, y el negro, y el desnudo!

Pero, las tinieblas son ellas mismas las telas donde viven, brotando de mis ojos por millares, Los seres desaparecidos de las miradas familiares”

Las Flores del Mal

Baudelaire

 

Almas

P1010348_1085

“¡Lejos de los pueblos vivientes, errantes, condenadas, A través de los desiertos, acudid como los lobos; Cumplid vuestro destino, almas desordenadas,
Y huid del infinito que lleváis en vosotras!”

Las Flores del Mal

Baudelaire

Sentido

P1010308_1123

“A veces en un hermoso jardín donde arrastraba mi atonía, He sentido, como una ironía, al sol desgarrar mi pecho;

Y la primavera y el verdor
tanto han humillado mi corazón, que he purgado sobre una flor La insolencia de la Natura”

Las Flores del Mal

Baudelaire

 

Crepúsculo

P1010319_1134

¡Recógete, alma mía, en este grave instante,
Y cierra tu oído a este rugido.
Esta es la hora en que los dolores de los enfermos se agudizan! La Noche sombría les agarra la garganta; concluyen
Su destino y van hacia la fosa común;
El hospital se llena de sus suspiros. — Más de uno
No llegará jamás en busca de la sopa perfumada,
AI rincón del hogar, de noche, junto a un alma amada.

Todavía la mayoría de ellos, jamás han conocido La Dulzura del hogar, ¡Jamás han vivido!

Las Flores del Mal

Baudelaire

Brumas y lluvia

P1010310_1125

“¡Oh, finales de otoño, inviernos, primaveras cubiertas de lodo, Adormecedoras estaciones! yo os amo y os elogio
Por envolver así mí corazón y mi cerebro
Con una mortaja vaporosa y en una tumba baldía.

En esta inmensa llanura donde el austro frío sopla, Donde en las interminables noches la veleta enronquece, Mi alma mejor que en la época del tibio reverdecer Desplegará ampliamente sus alas de cuervo”

Las Flores del Mal

Baudelaire

Viejo árbol

P1010328_1065

“Las más ricas ciudades, los más amplios paisajes, Jamás contenían el atractivo misterioso
De aquellos que el azar forma con las nubes.
¡Y siempre el deseo nos tornaba inquietos!

El gozo acrecienta del deseo la fuerza.
¡Deseo, viejo árbol, al cual el placer sirviéndole de abono, Entretanto acrecienta y endurece tu corteza,
Tus ramas quieren ver el sol de más cerca!”

Las Flores del Mal

Baudelaire