“Pensar una flor…”

P1010449_1279ed.jpeg

“Pensar una flor es verla y olerla

y comer un fruto es conocer su sentido.

Por eso cuando un día de calor

me siento triste de disfrutarlo tanto

y me acuesto a lo largo sobre la hierba

y cierro los ojos cálidos,

siento todo mi cuerpo acostado sobre la realidad,

sé la verdad y soy feliz”

Fernando Pessoa

 

Demonios

P1010364_1148

“Mas las almas desnudas y contritas,
cambiaron el color y rechinaban,
cuando escucharon las palabras crudas.

Blasfemaban de Dios y de sus padres,
del hombre, el sitio, el tiempo y la simiente
que los sembrara, y de su nacimiento.

Luego se recogieron todas juntas,
llorando fuerte en la orilla malvada
que aguarda a todos los que a Dios no temen.

Carón, demonio, con ojos de fuego,
llamándolos a todos recogía;
da con el remo si alguno se atrasa”

Divina Comedia

Dante Alighieri

Almas

P1010348_1085

“¡Lejos de los pueblos vivientes, errantes, condenadas, A través de los desiertos, acudid como los lobos; Cumplid vuestro destino, almas desordenadas,
Y huid del infinito que lleváis en vosotras!”

Las Flores del Mal

Baudelaire

Musas

P1010321_1136

“Que el rumor hasta mí llega vagamente,

Es una de esas antiguas lamentaciones, Musas de los pobres auverneses,
Que antes en las horas ociosas
Tanto nos deleitaban con frecuencia.

Y, su esperanza destruida,
La pobre se marchó tristemente; Y yo pensé de inmediato
En el amigo a quien amo tanto,

Que me decía, paseándonos,
Que para él era un placer
Que semejante serenata
Llegara en un prolongado y monótono holgar”

Las Flores del Mal

Baudelaire

“Remordimiento póstumo”

P1010309_1124

 

REMORDIMIENTO POSTUMO

Cuando tú duermas, mi bella tenebrosa,
En el fondo de un mausoleo construido en mármol negro, Y cuando no tengas por alcoba y morada
Más que una bóveda lluviosa y una fosa vacía;

Cuando la piedra, oprimiendo tu pecho miedosa
Y tus caderas que atemperaba un deleitoso abandono, Impida a tu corazón latir y querer,
Y a tus pies correr su carrera aventurera,

La tumba, confidente de mi ensueño infinito
(Porque la tumba siempre interpretará al poeta),
Durante esas interminables noches de las que el sueño está proscripto,

Te dirá: “¿De qué te sirve, cortesana imperfecta,
No haber conocido lo que lloran los muertos?”
—Y el gusano roerá tu piel como un remordimiento.

Las Flores del Mal

Charles Baudelaire

Así tu alma…

P1010357_1094

 

“Así tu alma que enciende
El ardiente rayo de las voluptuosidades
Se arroja, rápida y atrevida,
Hacia la amplitud de los cielos encantados. Luego, ella se derrama moribunda,
En una oleada de triste languidez,
Que por una invisible pendiente
Desciende hasta el fondo de mi corazón”

Las flores del mal

Baudelaire